Sobre la represión de la Librería Europa

Oh!, Libertad, cuántos crímenes se cometen en tu nombre». Madame Roland, en 1793.

Sin duda este tema ha sido el problema más grave en este mes, y creo que es preciso no solo reproducir el llamamiento de Librería Europa sino analizar antes el tema en general, para experiencia y meditación de todos.

Para ello vamos a considerar el tema bajo tres puntos esenciales:

1- La razón de la brutal represión y su parte ‘positiva’: La represión contra una Librería y una editorial que jamás han promocionado violencia alguna ni ha concurrido a acto violento, es ya de por si una persecución política, no penal, pero en todo caso debería ser objeto de una detención con cuidado, con cierta no violencia acorde a la no violencia del hecho, y en la prensa se debería cuestionar al menos este tema.

En cambio los esbirros del sistema hicieron una autentica masacre en el piso de Varela, usando una violencia increíble, destruyendo el piso, arrasando con paredes y muebles, de una forma incompatible con una detención por temas de libros e ideas.

Por supuesto la prensa, o no dijo nada o consideró el cierre de una librería como algo genial y deseado, como si fuera un centro de distribución de drogas o de armas. El Ayuntamiento, dirigido por esa comunista llamada Colau, la misma que defiende a los manteros que venden productos ilegales de forma ilegal, considera inadmisible una librería legal y abierta en un local con impuestos y transparencia.

Y hay algo positivo también en esta detención, ¡parece mentira!:

Todo esto nos reafirma en nuestro papel: Somos en enemigo esencial del sistema, somos el enemigo total y absoluto. Mirad una cosa curiosa: cuando se detiene a un terrorista islámico los políticos se afanan en decir que “el islam no tiene la culpa, se debe respetar, solo son los terroristas los criminales”. Cuando comunistas y anarquistas destruyen escaparates y queman calles, no se culpa ni se nombra al comunismo ni al anarquismo sino a los ‘incontrolados o anti sistema’. Pero en cambio cuando se cierra una librería se culpa al nacionalsocialismo como tal.

Ello confirma que la alternativa al sistema es ser Nacionalsocialista, sin ocultarlo, que lo que quiere el sistema es asustar a los débiles y lograr que muchos se conviertan en marionetas cobardes. Así hay ya muchos que para evitarlo traicionan las ideas, reniegan de su pasado, se declaran anti NS y anti racistas, no se atreven a hablar de nuestros mártires y se refugian en el voto, en la islamofobia y el pro sionismo, la derecha, etc…

Al menos queda limpio el NS de cobardes y traidores, y los que siguen siendo NS saben que se arriesgan, son los mejores, los que no ceden. Que se vayan a la derecha ‘nacional’ los otros, que acabaran yendo a Israel a postrarse ante el Amo, como hacen tantos en Europa.

2- La nueva Ley y su razón de ser. Cuando el Tribunal Supremo nos absolvió en el proceso de CEI-Kalki-ENR, el poder sionista reclamó a España una nueva legislación que evitara ese tipo de absoluciones. Era ya la segunda derrota legal del sionismo en España tras la declaración del Constitucional permitiendo el revisionismo en España.

La marioneta sionista del PP, Ruiz Gallardón, efectuó los cambios que pudo. Intentó incluso hacer infalible al Tribunal de Nuremberg, pero ante la seguridad de que eso sería anti constitucional, redujo el cambio a dos temas esenciales:

1- La incorporación del ‘odio indirecto’ pues el ‘odio directo’ exige unas condiciones que no se producen en las ediciones nuestras, que no proponen nada concreto, ni apoyan el texto completo como algo actual a aplicar sino solo como ‘textos histórico’. Dado que no se define que es ‘odio indirecto’ la cosa queda bastante en el aire para poder usarse de acusación, al menos hasta que el Constitucional defina que significa (para lo que primero ha de haber una acusación firme).

2- Incorporar la posibilidad de condenar a entidades jurídicas, tema que era necesario para tratar de prohibir la Librería Europa o una Editorial, pues antes se podía condenar al dueño pero no cerrar la empresa.

Era evidente que estos cambios tenían el objetivo claro de condenar a los NS, solo a ellos, y en especial a la Librería Europa.

Una vez más el crimen es establecer una condición penal sin definirla, el ‘odio indirecto’, cuando el propio Código Penal indica a su inicio que los delitos deben estar muy claramente definidos. Hay pues una ‘intención ilegal criminal’ en la creación de este artículo, muy propia de la democracia y su hipocresía. Como es evidente que no se usará este artículo para denunciar el Corán, el Talmud, el Antiguo Testamento (todos ellos con textos contra homosexuales, goims o las mujeres), las obras de Sabino Arana contra los españoles ni las de centralistas contra vascos o catalanes, etc… solo hay un enemigo: los NS.

3- La Previsibilidad de este hecho y las precauciones necesarias. Ahora bien, sabiendo lo anterior, que se sabía perfectamente, es evidente que toda actuación nacionalsocialista pública y notoria, que quiera ser legal, como una Asociación, una Editorial o una Librería, etc… debe asumir este marco de actuación del Sistema, por muy injusto que sea. Si no se quiere asumir se debe ir a una actuación ilegal, lo más oculta al sistema posible. Y si no se toman precauciones se está asumiendo un suicidio de la empresa.

El problema es que un proceso conlleva enormes gastos y problemas personales. Incluso si se gana el proceso se ha gastado muchísima energía, tiempo y dinero en ello. Hay que asumir riesgos, si eres NS, pero no suicidarse.

En primer lugar hay muchos temas NS que son totalmente legales, y no tiene peligro real de ser condenados por ellos. Usando el lenguaje correcto y con muy pocas excepciones se puede hablar de casi todo. Hay problemas con textos escritos en los años 30, cuando el lenguaje era distinto. Y seguramente algunos libros es mejor venderlos desde USA por internet. Y desde luego editar en España públicamente textos claramente procesables es un suicidio inútil. Hoy en día podemos comprar, si se quiere, libros de todo tipo en USA a través de web’s.

Pero incluso tratando de ser legales, es mejor tomar algunas precauciones básicas, por si esa fiscalía odiosa (no del odio, sino odiosa) lanza un proceso sin base alguna, solo para fastidiar. En los locales debe haber solo el material mínimo, que no importe excesivamente que sea secuestrado. Ni dinero ni equipos costosos (solo los mínimos). Idem en casa de los dirigentes. De esta forma se llevarán el material impreso, pero ni todo ni algo valioso de verdad. En una palabra; se debe saber que se pueden llevar el material en los lugares oficiales y estar dispuesto a ello.

Comunicado de la Librería Europa

*Desde La Falange queremos aclarar que no somos nacionalsocialistas, y que por supuesto, los falangistas creemos que el nacionalsindicalismo es la alternativa en España al Sistema liberal capitalista, aunque apoyamos de forma incondicional a la Librería Europa y a Pedro Varela.

Bitnami