Comunicado de La Falange de Murcia ante la dimisión de Pedro Antonio Sánchez

Tras agotar todos los plazos aferrándose al cargo, Pedro Antonio Sánchez
a decidido dimitir al hacerse pública su más que probable imputación en
el caso de una de las varias tramas corruptas que se han montado en el
Partido Popular, el caso Púnica.

Esta nueva imputación se suma a las cuatro por delitos graves del caso
Auditorio, y que habían hecho tambalearse la estabilidad institucional
de la región.

Pedro Antonio Sánchez ha dedicado su vida casi exclusivamente a la
política, ocupando diferentes cargos en su partido y en los despachos de
la administración. En un sistema corrupto hasta el tuétano como el
nuestro, no sorprende que semejante personaje esté salpicado, o más bien
anegado por la corrupción. El sistema no permite a nadie progresar
dentro de él sin pagar el precio de la honradez y la decencia.

El ninguno del resto de partidos políticos del parlamento regional es
tampoco ajeno a las tramas corruptas, pues en sus partidos también se
paga al sistema la misma cuota.

La Falange en Murcia recuerda a los murcianos que no es un político, o
un partido determinado, sino que es todo el sistema democrático el que
está corrompido. En un país en el que se descubren 3 casos de corrupción
al día, y sólo se encarcela al 0,7% de los corruptos, como demuestran
los datos del Poder Judicial, y relata un excelente artículo publicado
por el sindicato TNS, no se arreglan las cosas cambiando a un político
profesional por otro, ni a un partido del sistema por otro. Es necesario
cambiar toda la escala de valores de la sociedad y el mismo sistema
político que genera esta lacra de la corrupción.

La Falange, Murcia a 4 de abril de 2017

Bitnami