Discurso del Jefe Nacional de La Falange Manuel Andrino el 12 de Octubre en Montjuic

Buenos días camaradas:

Hace exactamente un año estábamos en este mismo lugar denunciando la situación golpista que se estaba produciendo aquí en Cataluña contra la Unidad Nacional de ESPAÑA.

Pues bien, trescientos sesenta y cinco días después, tenemos que decir que lejos de mejorar, el desafío separatista se recrudece en un ambiente prerevolucionario y campa a sus anchas.

Y campa a sus anchas ante la desaparición de los poderes del Estado, que en una actitud cobarde y traidora, han vuelto  a dejar en la estacada a los millones de catalanes que se sienten españoles.

El año pasado pedíamos la detención inmediata de esa rata llamada Puigdemont y del jefe de su banda armada, esa otra rata llamada Trapero, y pasados esos trescientos sesenta y cinco días, hemos podido ver como Puigdemont sigue libre, riéndose de todos nosotros en Waterloo, mientras Trapero continúa libre y ejerciendo sus funciones de mando de los mozos de cuadra.

Lo único que ha cambiado es que los separatistas han comprobado que el famoso articulo 155 de la Constitución no sirve absolutamente para nada, que se lo pasan por el forro de sus caprichos, y que son capaces de quitar y poner gobiernos de España a su antojo, como ha sucedido al votar a este inútil y traidorzuelo de Pedro Sánchez, al que andan amenazando un día si y otro también con mandarle al “paro”.

Manda güevos, como diría el otro, que el gobierno de España se haya conformado y esté en la cuerda floja, por el apoyo de los terroristas de Bildu y los separatistas vascos y catalanes.

Algún día habrá que recordarle y hacerle pagar al anterior presidente del gobierno, a Mariano Rajoy, el por qué permitió que se llegara a esta situación en Cataluña, y cómo no fue capaz de intervenir de forma clara y contundente la Autonomía catalana, al aplicar de forma ridícula y timorata el articulo 155, que lejos de asustar a los separatistas, les ha dado alas para desafiar al Estado con total impunidad.

Unos separatistas que han podido comprobar que la gran manifestación que congregó a cerca de un millón de personas con banderas de España, ha quedado en nada y diluida ante la división de lo que llaman bloque constitucionalista, mas empeñado en conseguir su pequeña parcela de poder, que en defender los verdaderos intereses de los catalanes que hablan, sienten y piensan en español.

Todavía recuerdo cuando a los que aquí nos encontramos, todos estos “demócratas de pacotilla”, nos ponían a caer de un burro, porque cuando nadie se atrevía, teníamos la osadía de sacar la bandera de España y según ellos, lo hacíamos para provocar a estos “pobres separatistas”.

Esto lo decían hace cuatro días todos esos constitucionalistas que ahora se han puesto de forma mísera delante de la pancarta, para chupar cámara y micrófono.

Y quizás no nos consideren buenos compañeros de viaje, como nosotros a ellos, porque nosotros, lejos de creer que esta basura de Constitución del año 78 sea la solución, sabemos que en realidad es el verdadero problema a la situación de caos en que vivimos instalados.

Con 17 miniestados, donde gobierna el “barón” o la “baronesa” de turno, que compite con el de al lado, a ver si es más corrupto y mas antiespañol.

Nosotros no somos como esos nuevos “iluminados” que ahora parecen haber descubierto la pólvora al decir que “quizás lo del Estado de las Autonomías, pues que … claro, que a lo mejor, que lo mismo”.

No os dejéis engañar, es la derecha cobarde, rancia y corrupta de siempre. Aquella derecha de AP que dirigió el voto franquista hacia Fraga Iribarne, Adolfo Suárez y otros traidores como ellos.

Nosotros NO solo queremos que se devuelvan las competencias de educación, sanidad o seguridad de Cataluña al estado español.

Nosotros queremos que desaparezcan de una vez, de una puñetera vez y para siempre, esas diecisiete Autonomías, empezando por la de Madrid y terminando por la de Cataluña.

Ya dijimos en su momento, hace cuarenta años, que la cesión a separatistas y comunistas nos iba a llevar al enfrentamiento y a la ruptura, y aquí estamos.

No hacia falta ser demasiado inteligente para ver que estos canallas separatistas iban a sacar todo lo posible de los distintos gobiernos, hasta que viendo el momento de debilidad del Estado y la cobardía generalizada de la opinión pública, lanzaran su órdago independentista.

Y ¿cuál ha sido la respuesta de los separatistas al tremendo, inigualable e irrepetible discurso del año pasado del Jefe del Estado, y a la intervención del Gobierno Autonómico por parte del Gobierno central?

Pues la respuesta ha sido que Puigdemont y otros bastardos se pasean por Europa, dejando en ridículo al Estado español, a sus jueces y a sus servicios secretos.

Que el nuevo jefe de la banda separatista, el tal TORRA, anima a los CDR a atacar al Estado y éstos, siguiendo sus órdenes, paralizan carreteras y estaciones de ferrocarril, rodeando el parlamento autonómico y asaltando edificios oficiales para arriar la bandera de España y ultrajarla ante la pasividad manifiesta de los mozos de cuadra.

Una policía autonómica que sigue en plan golpista, haciendo dejación de sus funciones como pudimos ver de nuevo el otro día, donde quedaron a la altura del betún, permitiendo que se apaleara a sus compañeros de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, que se manifestaban además por la equiparación salarial con éstos que apoyan y permiten el ataque a España y sus instituciones.

Todos estos constitucionalistas que nos han puesto a parir de forma sistemática, son los que ahora se quejan del trato que reciben de su querida “policía autonómica”.

Los que estamos hoy aquí sabemos muy bien lo que es la persecución arbitraria e ilegal por parte de los mozos de cuadra.

Esos mozos de cuadra que han contado con la complicidad manifiesta de jueces y de esa llamada fiscalía del odio, convertida en un verdadero tribunal popular, al que solo le faltaría la checa, para darnos el paseo como ya hicieron en su momento.

Porque como he dicho ya muchas veces. Todo “estos” son los mismos del 34 y del 36. Los que asaltaron la legalidad de su querida II República, y con los que hubo que acabar mandando al Ejército.

Solo tenéis que mirar y remirar las imágenes del pasado 1 de octubre y preguntaros donde estarán los cientos de detenidos de entre los miles que durante esa jornada hicieron lo que les vino en gana de forma consentida y violenta.

Pues no busquéis a esos cientos de detenidos porque al parecer los detenidos no pasaron de media docena y los únicos que le echaron bemoles ese día fueron los vigilantes de seguridad de alguna universidad, edificio oficial y estación de tren, que debían alucinar con la actitud cobarde de los mozos de cuadra.

Y mientras, el portavoz del gobierno del Frente Popular en Madrid, diciendo que eran “hechos asumibles”. Ya veremos si cuando haya muertos, va a seguir diciendo lo mismo este imbécil.

Bueno algún muerto si que ha habido desde que comenzó este “arreón separatista”, pero como era una españolazo, pues eso, que no cuenta.

Desde aquí quiero rendir un sentido y cariñoso homenaje a nuestro camarada VICTOR LAINEZ, asesinado por un viejo conocido del separatismo catalán y protegido de la alcaldesa de Barcelona

Camaradas. Nosotros no somos estos nuevos “populistas” que ahora llenan plazas de toros con el dinero que les llega a mansalva y que parece ser de origen judío.

Estos que ahora hablan de suprimir las autonomías, cuando alguno de sus máximos dirigentes, lleva chupando del bote autonómico, municipal y estatal toda su vida.

Esta nueva “derecha” que terminará volviendo al redil del PP, como harán los votantes de Ciudadanos.

Ya lo decía el otro día, ese gran “gurú” de la derecha española, José María Aznar, cuando avisaba de que éll dejó a la derecha unida y ahora Casado se la encuentra troceada en tres: PP, C´s y VOX.

Nosotros ni queremos, ni tenemos nada que ver con ninguno de ellos.

Nosotros nos consideramos antisistema, porque no creemos en este sistema corrupto que ha supuesto la pérdida de todos aquellos valores que hicieron grande a España en el pasado.

No queremos ponerle parches ni buscar soluciones de consenso.

Queremos cambiarle de arriba abajo y para ello estamos lejos, muy lejos del discurso políticamente correcto de estos nuevos “arribistas” que un día se dan un abrazo con Marine Le Pen para a continuación alejarse de ella.

O dicen defender el Valle de los Caídos e ir contra la ley de Memoria Histórica pero no tienen bemoles de aparecer por allí.

Son los que han colaborado con este régimen partitocrático desde su  misma aparición y nos han llevado a esta ruina de país.

Son esos que dirigen alguna emisora de radio o tv, dando lecciones de justicia y dignidad, mientras no pagan a sus trabajadores meses y meses.

Los que no tienen los arrestos suficientes para decir que hay que salir de esta UE que protege a separatistas y a terroristas, y mandar el EURO a tomar por ahí, porque ha arruinado y empobrecido a los españoles.

Esta UE que ha convertido a España en un país subvencionado y en el geriátrico de Europa.

Esta UE que ha conseguido que los recortes sociales en España se tomen como algo normal, mientras hemos llegado a tener casi SEIS millones de parados y miles y miles de familias viviendo en el umbral de la pobreza.

Esta UE que rescata bancos mientras desahucian de sus casas a miles de familias condenadas a vivir en la calle y sin futuro alguno.

Estas son cosas que jamás vais a escuchar a estos nuevos “patriotas” a los que llaman “extrema derecha” y con los que no queremos tener nada que ver.

A nosotros ni nos importan ni nos preocupan los sondeos manipulados y teledirigidos que a ellos tanto parece interesarles.

Hacemos lo que creemos como llevamos haciendo desde hace ochenta y cinco años.

Lo hicimos en la República, en el Régimen anterior y por supuesto en la Monarquía.

Nuestro discurso no cambia.

Buscamos una España mejor porque ésta NO NOS GUSTA.

No decimos lo que sea mas o menos correcto para que luego la prensa lo manipule a su antojo.

Hace poco en la manifestación que hubo el pasado 9 de septiembre organizada por … bueno no se sabe muy bien quién, pero cercano a ese mundo de VOX, ciudadanos o Sociedad Civil, desde la tribuna de oradores, unos y otros se desgañitaban diciendo lo que NO ERAN.

Que si NO ERAN fascistas

Que si NO ERAN fachas

Que si NO ERAN de extrema derecha.

Como es lógico algunos de nosotros que estábamos allí, nos dimos media vuelta, y ante la sarta de estupideces que se estaban diciendo, nos fuimos a hacer cosas mejores que oír tonterías.

Porque estos son los mismos que cuando les pintan una carpa de propaganda, dicen a los cuatro vientos que es “cosas de fascistas”. Que hay que ser tontos de baba.

Y desde aquí les digo a todos esos “constitucionalistas” lo que somos nosotros, los que aquí estamos. SIN COMPLEJOS. ALTO Y CLARO.

Nosotros somos los herederos de los TERCIOS DE MONTEJURRA. de las gloriosas BANDERAS DE LA FALANGE, de la heroica DIVISIÓN AZUL y de todos aquellos que en una situación parecida a la que nos encontramos, supieron dar el paso al frente, jugándose la vida para perderla en miles de casos, para plantar cara a los enemigos de la verdadera justicia social y de España y regaron con su sangre generosa los campos y las calles de ESPAÑA.

 

Ante el desafío a ESPAÑA, yo digo:

UNIDAD ENTRE LOS PATRIOTAS, entre los VERDADEROS PATRIOTAS, que nosotros no somos los mamporreros de la derecha. Eso queda para otros.

Camaradas:   ¡¡ ARRIBA ESPAÑA ¡¡

Bitnami